Tu misión de vida según tu fecha de nacimiento

La ciencia comprobó que el universo maneja un idioma matemático y geométrico que se replica fractalmente en diferentes estadíos y todo es energía. Esa energía se mide a través de la velocidad de frecuencias de onda que están codificadas por números. La numerología ​pitagórica comprende qué impacto tienen dichas frecuencias sobre nosotros.

Cada ser humano tiene su propio funcionamiento energético y esto se puede comprender a través de una carta numerológica. Uno de sus componentes más importantes es una posición numérica que se llama misión o lección de vida.

Este número trabaja de la mano directamente con el día de nuestro nacimiento, que es el más importante, ya que es nuestra conciencia central.

Cómo saber tu número personal

Se deben sumar los dígitos de día, mes y año de nacimiento. Ejemplo:

Si nacimos el 16/10/1973 se debe sumar: 16 + 10 + el año de nacimiento que debe sumarse aparte así: 1+9+7+3 = 20. Entonces nos queda: 16 + 10 + 20 = 46, posterior se suma el 4 + 6 = 10. En este caso nuestra misión de vida será un 1, ya que la suma de 1+0 pues ya sabemos…

Igual te dejo otros ejemplos para que no hayan dudas:

Si nacimos el 11/12/2016 se debe sumar: 11 +12 + en este caso los nacidos después del 2000 se debe sumar así: el 2 + 0 y luego 1 + 6 entonces nos quedará 27. Esto solo en caso si es nacido después del 2000 de lo contrario se hace como el ejemplo de arriba. Finalmente quedaría así: 11 +12 + 27 = 50. Es decir que la misión de vida será un 5.

Si nacimos el 4/9/2007 se debe sumar: 4 + 9 + (2 + 0 y 0 +7) = 27 entonces quedará : 4 + 9 + 27 = 40, es decir que la misión de vida será un 4.

Cómo es tu misión de vida, según tu número personal

Misión 1: Aprender a ser original, creativo, voluntarioso e innovador

Habrá que avanzar como un pionero hacia nuevos rumbos. Para esta misión será fundamental encontrar la verdadera identidad desde la individualidad. La búsqueda del verdadero yo soy es lo que prima. Son excelentes líderes y cabezas de equipo y por lo general son eficiente y bien organizados. A veces, un poco impulsivos y no miden consecuencias.

Esta frecuencia invita a sembrar de manera permanente. Son buscadores por naturaleza y la chispa divina está siempre activa. Iniciadores, vanguardistas y súper activos hacen de esta misión una frecuencia singular.

A veces se pueden poner egoístas y testarudos y no les gusta verse restringidos. Pueden pecar de una independencia demasiado desapegada en relación al contexto y no son hogareños ni empáticos por naturaleza.

Misión 2: Aprender a ser un buen mediador

Servirás de apoyo a aquellos que desempeñan papeles directivos, pero tu capacidad para aprender a ser estratégico hará de vos un personaje indispensable para cualquier proyecto y equipo. ¡Siempre digo que esta frecuencia es la que verdaderamente corta el bacalao!

Las misiones 2 trabajan básicamente aspectos emocionales, por lo cual, deben rematrizar y refundar valores y funcionamientos afectivos aprendidos en su infancia. Este proceso será fundamental para poder sentir una mejoría en la manera en que se sienten y recorren las experiencias de la vida.

Una de las consignas es poder ver el bosque y no el árbol, ya que las experiencias vividas pueden florecer a través de esta visión que trabaja la totalidad y no el hecho en sí mismo.

Siempre estarás tomando en cuenta a los demás porque este número se construye a través de un otro. El nivel de empatía y amorosidad son recursos disponibles permanentes en esta misión.

Lo más importante será no desdibujarse porque en su aspecto negativo un mal 2 suele empastarse muy fácilmente con lo ajeno y esto lo lleva muchas veces a inmolarse por los demás. Las ambivalencias, dudas y miedos son aspectos a trabajar en la sombra de este numerito.

Misión 3: Busca florecer

Deben trabajar lo artístico y creativo, ya que tienen una energía demasiado activa y expansiva. Necesitan auto-expresarse y manifestarse libremente. De lo contrario, todo ese sobrante de energía que los caracteriza les jugará en contra. Trabajan muy bien con mucha gente y grupos grandes. El deporte les servirá muchísimo para ordenarse energéticamente.

Es muy importante que bajo esta misión se practique la disciplina, porque de lo contrario suelen desordenarse muchísimo perdiendo las prioridades y fugando mucha energía hacia la nada.

Esta frecuencia no tolera la monotonía así que recomiendo no buscar carreras ni trabajos que los aten a rutinas. Las asociaciones con terceros les resulta demasiado comprometidas para su libertad. Más bien conviene espacios más autónomos.

Esta es una misión que invita a curiosear, investigar y aprender todo lo que esté bajo nuestro alcance.

Misión 4: Necesita bases sólidas para edificar su vida.

Esto requiere un sistema ordenado de conducta y reglas de comportamiento. Buscará una vida hogareña con valores y normas establecidas y se va a preocupar por demás por quienes lo acompañan, esperando la reciprocidad en el vínculo. Abogarán por la justicia y buscarán profesiones sin sobresaltos y preferentemente metódicas. Son grandes hacedores de materia y suelen aferrarse a la misma por miedo a perderla. Se fijará metas elevadas y buscará resultados rápidos y concretos.

Es una frecuencia por demás práctica, no trabaja escala de grises y va a lo seguro pues no le gusta asumir riesgos.

En su aspecto negativo tendrán que aprender a ablandar y reestructurar todo aspecto que no les sirva. Deben utilizar la versatilidad para no quebrarse cuando sostienen por demás situaciones que están cristalizadas. La tozudez típica de esta misión los lleva muchas veces a generar síntomas físicos innecesarios. La famosa frase SOLTAR les caerá como anillo al dedo.

Misión 5: La palabra clave es libertad

Necesitarán rienda suelta para construirse. Los cambios y el fluir los llevará a logros maravillosos. De lo contrario, si se atan o se sienten limitados perderán el entusiasmo y no comprenderán cómo evolucionar. Más de una vez comenzarán algo y rápidamente se aburrirán, ya que son muy impacientes y cambiantes.

Buscadores de experiencias nuevas por naturaleza, aman viajar y curiosear de manera permanente. Esta frecuencia trabaja muy bien la comunicación y son energías puente, suelen mediar y colaborar desde la palabra. El 5 es un número que busca practicidad, pero muchas veces cuando las cosas no le salen como quiere no sabe frustrarse y se pone muy caprichoso, por lo cual debe trabajar un aspecto infantil que lo autoboicotea.

Esta misión de vida es la más sibarita de todas, hedonistas por naturaleza, se entregarán a los placeres y muchas veces no medirán consecuencias.

Misión 6: La vibración del amor y la armonía

Esta frecuencia deberá buscar el equilibrio interno para luego manifestarlo hacia el afuera. En esta misión se desarrollará la compasión y el amor al prójimo haciendo que los que lo rodean se sientan reconfortados.

Ahora bien: deberán aprender a manejar la retroalimentación, es decir, así como uno da, tiene que aprender a recibir, pues muchas veces quedan por debajo de las circunstancias por no sentir que se lo merecen y esto los pone en un lugar donde su autoestima padece. Les cuesta mucho poner límites y esto, a la larga, los enoja tendiendo a boicotearse a sí mismos.

Esta misión es artística por naturaleza, buscan siempre lo bello y suelen ser muy estéticos en todos los ámbitos.

Misión 7: Busca ampliar y desarrollar la mente

Son muy intuitivos y rápidos. Este número es la mente en acción. Buscan leer, pensar, meditar y estudiar. Son personas muy nobles y escuchadas, ya que su saber los pone en planos exitosos. Esta es una frecuencia divina, esto quiere decir que les interesa mucho todo lo que está relacionado con la religión, el misticismo y lo oculto, pues comprenden un idioma que no le cierra a todo el mundo.

Buscarán la naturaleza y el silencio para poder parar un poco la cabeza ya que este número los pone demasiado pensantes y ansiosos. Les gusta pasar tiempo consigo mismos para entrar en contacto con su yo soy más profundo. En su aspecto negativo, esta misión tiene que aprender a apagar la mente de a ratos. Habrá que buscar actividades distractoras para manejar la ansiedad y la angustia que puede provocar tanto run run. El 7 en su búsqueda debe aprender a discernir cómo quiere tirar el carro de su vida. Como muchas veces la mente suele confundir egóicamente las experiencias, habrá que correr velos ilusorios para ver con claridad cómo convendría avanzar en cualquier proyecto.

Misión 8: Trabaja la ambición y el poder

Hacen honor a esta frecuencia deportistas de alta gama, presidentes y personas que logran mucho éxito. Aprenderán a trabajar muy duro y querrán ver a los demás haciendo lo mismo. Es un número que trabaja la excelencia y la disciplina como ningún otro. Aprenderá a manejar el poder, el dinero y los negocios logrando reconocimiento y jefaturas por demás. Desea el éxito a cualquier escala y también abogaba por el éxito de su gente. Son sumamente metódicos y disciplinados.

La misión 8 es muy estructural, de hecho, es la estructura en el pensamiento por lo cual tendrá que cuidar más de una vez sus formas pues puede ponerse muy dictatorial y tirano consigo mismo y los demás. Al igual que la misión 4, este número tendrá que flexibilizar su pensamiento para no padecer pérdidas y quiebres innecesarios en cuestiones de dinero o salud.

Misión 9: Relacionada con el altruismo y el servicio

Es una frecuencia absolutamente espiritual. Amante universal de la humanidad, paciente, bondadoso, y comprensivo. Debe conocerse y hacer una introspección personal comprometida para luego comprender cómo ayudar al prójimo a avanzar en su camino. Sabe mejor que nadie que la felicidad pasa por el bienestar de toda la humanidad.

Sabe también conquistar la materia y cuidarla. Nunca se mostrará mezquino y compartirá todo lo que posee. Sus posesiones y su saber estarán a disposición de quien lo necesite.

Esta es una frecuencia que sabe trabajar mejor que nadie el desapego pues como es el último número de la escala matemática antes de los números compuestos, es como si estaría listo para entregar una tesis de lo que mejor sabe hacer. Ya pasó por todos los grados anteriores y está listo para recibirse.

En su aspecto negativo muchas veces puede creerse superior a los demás siendo demasiado omnipotente y creyéndose que ya está de vuelta de todo. También un 9 mal hecho puede estar muy perdido y confuso si no entendió de qué manera debe discernir sus fortalezas y oportunidades para ponerlas en acción. Entonces pueden andar muy erráticos por la vida sin materializar nada.