Algunos de los trastornos psicológicos más raros

El número de enfermedades tanto físicas como mentales es cada vez más amplio. No se debe a que la sociedad esté cada vez más enferma, sino que nuestra propia evolución o los avances médicos han ido dando nombre a trastornos que, tal vez, hayan existido siempre. Categorizamos en manuales diagnósticos la enfermedad en función de sus síntomas y de la prevalencia que hay en la sociedad. Algunas enfermedades son comunes, como la depresión o el cáncer, y otras más raras, despiertan la curiosidad de toda la comunidad científica.

¿Cuáles son algunos de los trastornos psicológicos más raros que existen?

1. Paramnesia reduplicativa

La persona que lo sufre cree que uno o varios sitios han sido duplicados, que aparecen en más de un lugar a la vez. También puede pensar que ese sitio ha sido desplazado.

Aparece en personas que tienen algún tipo de trastorno psicótico grave o que han sufrido un daño cerebral.

2. Síndrome de Frégoli

Este delirio aparece cuando, quien lo sufre, está convencido de que una persona se disfraza y se hace pasar por otras de su entorno. Normalmente cree que tiene algún tipo de fin, como hacerle daño o perjudicarle de alguna forma. Aparece como un fallo en el reconocimiento de caras y se entrelaza con la paranoia.

3. Síndrome de pica

Se conoce también como ‘alitrofagia’, consistiendo en la ingesta de diversos alimentos que no tienen como fin la alimentación y que carecen de valor nutritivo, como puede ser comer papel, tierra o hasta pintura. Lo normal es que aparezca en la infancia, como cuando los niños comen plastilina, pero puede perdurar y acarrear una intoxicación en la etapa adulta.

4. Síndrome de Cotard

Este síndrome aparece asociado a algunas esquizofrenias. La persona cree que está muerta o que no existe, lo cual genera aislamiento, falta de cuidado propio y distanciamiento de la realidad.

5. Delirio de Capgras

Si buscamos en algunas películas, podríamos llegar a encontrar esta enfermedad, aunque asociado a la ciencia ficción. La persona está convencida de que un impostor está reemplazando la identidad de una persona de su vida, como puede ser un familiar o un amigo cercano. También es típico de la esquizofrenia, pero daños en el cerebro o algunas demencias pueden estar asociados.

6. Síndrome de Anton

Puede aparecer en aquellas personas que presentan ceguera cortical, es decir, que es el daño en el propio cerebro y esto le impide la visión. Pero niegan que exista tal ceguera y llegan a intentar comportarse y moverse con normalidad, pese a las continuas evidencias en contra. De hecho, si les pides que te describan un objeto cercano, lo simularán.

7. Boantropía

Es un caso rarísimo en el que la persona está convencida de que no es en realidad humano, sino que es una vaca y se acaba comportando como tal. Es algo más frecuente que en general piense que es un animal, llamándose, en este caso, ‘zoantropía’.

8. Trastorno de la integridad corporal

Este caso es difícil de diagnosticar ya que la persona no busca ayuda. Suele descubrirse cuando ya es demasiado tarde, ya que, quien lo padece, siente el deseo irracional de amputarse una parte del cuerpo, y puede acabar consiguiéndolo.

9. Síndrome de Jerusalén

Está directamente asociado con la cultura cristiana o judía. Aparece cuando una persona viaja a Jerusalén y comienza a creer que tiene una misión divina, un propósito para el que ha sido llamado. A cualquier fan de ‘Los Simpson’ le sonará.

10. Triscaidecafobia

Si bien se cree que esta fobia está únicamente relacionada con el pavor hacia el viernes 13, la verdad es que va mucho más allá. Quienes la padecen tienen un profundo terror a todo lo relacionado con este número, desde el piso de un edificio, hasta su presencia en un número telefónico. Tanta es su paranoia que si ganasen un boleto de lotería con el número 13 en él ¿lo rechazarían?

12. Enfermedad de Alicia en el país de las maravillas

Quien padece esta enfermedad presenta problemas para discernir el tamaño real de objetos o personas, provocando que las vean más pequeñas o grandes de lo que en realidad son. Habría que tener cuidado con estas personas si se les lleva de excursión a alguna jungla y se encuentran con animales gigantes .

13. Melofobia

El concepto melofobia hace referencia a la existencia de fobia a la música, es decir al surgimiento irracional de un muy elevado nivel de pánico, pavor y angustia ante la exposición a cualquier tipo de música o melodía.

Es importante tener en cuenta que la melofobia no es un simple disgusto o desagrado por la música, sino que se establece como un temor patológico que el propio sujeto considera poco lógico o excesivo para el posible riesgo que podría representar en la realidad. Acercarse o incluso pensar en exponerse a lo temido, en este caso la música, genera una muy elevada ansiedad y sufrimiento los cuales suelen traducirse en una afectación a nivel fisiológico .