Famosos que por evadir impuestos casi van a la cárcel

Cuando hay deudas no importa que tan famoso sea alguien, siempre debe pagar y para estas figuras publicas evadir impuestos les salió bastante caro.

Belinda

En 2016 se corrió un rumor en varios medios locales que la cantante había sido detenida por sus problemas fiscales. Después Belinda publicó un mensaje a través de twitter para calmar a sus fans y asegurar que se encontraba libre, trabajando y feliz. Recientemente Belinda volvía a acaparar los titulares por el mismo motivo, solamente que ahora y según información publicada por el Diario Oficial de la Federación en diciembre de 2021, Belinda adeuda al SAT 7.2 millones de pesos.

Shakira

Según información de medios españoles, la Agencia Tributaria española remitió un informe en el que se confirmaba que Shakira habría defraudado 14.5 millones de euros a Hacienda, entre 2012 y 2014, pues según la intérprete entre esos años no residía en España y por esto no tenía obligación de tributar en el país. Por su parte, la agencia Efe, publicaba que técnicos de Hacienda han contradicho a la cantante, asegurando que sus salidas del país eran esporádicas y que residió más de 183 días en España, razón por la que debería de haber presentado la liquidación de los ejercicios de 2012, 2013 y 2014.

Marc Anthony

En 2007 el puertorriqueño pagó 2.5 millones de dólares por impuestos atrasados. En 2010, Marc enfrentó nuevamente una deuda por impuestos atrasados por su propiedad en Long Island, se dice que la deuda era equivalente a 3.4 millones de dólares.

Cristiano Ronaldo

Ronaldo es uno de los futbolista que enfrentó una condena de dos años de prisión por delitos fiscales estimados en un principio por más de 14 millones de euros que finalmente fueron reducidos a 5.7 millones. Después de todos los juicios,  el futbolista pagó una multa de 18.8 millones de euros y regularizó su situación.

Leo Messi

El argentino fue condenado a 21 meses de cárcel por defraudar 4.1 millones de euros, cantidad que obtuvo de la explotación de los derechos de su imagen durante el 2007 y 2009, en ese momento la Audiencia de Barcelona acordó sustituir la pena por una multa de 252 mil euros, esto gracias a que Messi no tenía antecedentes penales y se encontraba dispuesto a abonar la multa.